Cogiendo a mi vecina sin que se de cuenta

0 Visitas
|
Comparte

Cogiendo a mi vecina en mi cuarto sin que se de cuenta, ambos nos gustamos desde hace tiempo y no le había dicho nada porque no me gustan las formalidades.

Es mejor tenerla como amiga con derecho y tener sexo de vez en cuando sin complicaciones; la invité a comer y aceptó, llegó a la hora puntual bien apetecible.

Dejamos la comida para después, primero nos servimos el postre en mi cuarto ambos estábamos con ganas de saborear y vaya que sabe rico esta hembra.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.