Dándole duro a mi perra

0 Visitas
|

Por varias horas estuve dándole duro a mi perra una sexy argentina que conocí en una fiesta y con un poco de palabreo con sus respectivos tragos fuimos a coger toda la noche, debo admitir que estábamos un poco mareados pero el desenfreno y la lujuría fue mayor y más excitante.

Tuvimos sexo en el cuarto de mi amigo mientras las demás estaban en la fiesta en la sala del primer piso, ella gritaba de placer pero con el ruido de la música no se escuchaba. La rubia tímida se desató cogiendo duro, le gusta el sexo salvaje tanto como a mí así que es muy probable que la vea denuevo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *