Una manuela y cogida para mi sobrina

0 Visitas
|

Rica cogida para mi sobrina pajera quien me permitió grabarla mientras se metía los dedos en su concha peluda, le gusta captar la atención, que la mire mientras se da placer hasta el punto del orgasmo, es una perra, es mi perra.

Una vez excitada decide darme una buena mamada, ella estaba en su júbilo y yo ni que se diga, ambos disfrutamos de la casa sola, esa noche debía ser nuestra, y así lo fue.

Quería probar su vagina húmeda y velluda, mi instinto me decía que esta jovencita jamás había estado con un hombre de verda que la hiciera sentir mujer, yo era el perfecto candidato para el puesto, quería darle todos los orgasmos que se merere.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *